Ante cualquier emergencia, debemos de tener en cuenta “la cadena de supervivencia”.

El Soporte Vital Básico y su importancia

Durante la reanimación cardiorrespiratoria (RCP), el soporte vital básico (SVB) y la desfibrilación externa semiautomática (DESA) hace referencia a las maniobras de mantenimiento de la permeabilidad de la vía aérea, el apoyo de la respiración y de la circulación, sin el uso de otro equipo que un dispositivo de barrera, y el uso de un desfibrilador externo semiautomático (DESA).

Realizaremos la RCP, cuando la persona se encuentre en parada cardiorrespiratoria (PCR), es decir, una “interrupción brusca, inesperada y potencialmente reversible de la respiración y circulación espontanea que de no ser revertida, conduce en pocos minutos a la muerte”.

Es por ello, que ante cualquier emergencia, debemos de tener en cuenta “la cadena de supervivencia” como método para atender en condiciones seguras, disponer de los medios necesarios y aplicar nuestros conocimientos en RCP ante una persona que lo necesite hasta la llegada de los servicios de emergencia.

La cadena de supervivencia está formada por 4 eslabones, que de seguirlos en orden, al estar interconectados nos garantizarán una correcta atención.

[dt_gap height=»10″ /]

Importancia de una desfibrilador precoz

Una desfibrilación precoz es sinónimo de mayor posibilidad de recuperación cardiaca espontanea (RCE). El factor tiempo en las paradas cardiorespiratorias juega un papel fundamental, pues estas son tiempo dependientes.

Por cada minuto que pasa sin realizar maniobras de RCP y desfibrilación precoz a una víctima, existe un 10% menos de probabilidades que esa persona se recupere. Existe un periodo esencial entre los 4-6 minutos, en el cual si no se han efectuado maniobras de resucitación, se empieza a producir una muerte clínica, es decir, sin oxígeno el cerebro no funciona y este lo recibe a través del riego sanguíneo. Por tanto a partir de los 6 minutos, una persona que empieza a recibir RCP, tiene cada vez menos posibilidades de sobrevivir sin secuelas, y es que cada minuto cuenta para nuestro cerebro.

Si presencias una PCR, y conoces como actuar, se tú el que empiece con las maniobras, y delega en otra persona la búsqueda del DESA, pues tus manos no pueden demorar entra en acción.

[dt_gap height=»10″ /]

Saber las técnicas de Soporte Vital Básico es dar vida

Según el instituto nacional de estadística, las enfermedades isquémicas del corazón, siguen  siendo la primera causa de muerte en hombres y mujeres, por lo que está en nuestras manos,  y nunca mejor dicho, el conocer el soporte vital básico y saber actuar. Quién sabe si algún día nos encontraremos una situación en la que puedas salvar a una persona, y la probabilidad de que ocurra en casa existe, ya que donde hay mayor incidencia de paradas cardiorrespiratorias, son en los domicilios.
Está en ti.

[dt_gap height=»30″ /][dt_divider style=»thick» /]