Existe una fina línea entre el consumo saludable de alcohol y el consumo de riesgo.

Vino tinto corazón contento

Los estudios han demostrado que los adultos que beben cantidades pequeñas o moderadas de alcohol tienen menos probabilidad de padecer una cardiopatía que aquellos que no beben en lo absoluto o que son bebedores empedernidos. Sin embargo, las personas que no toman alcohol no deben iniciarse simplemente porque desean evitar el desarrollo de una cardiopatía.

Existe una fina línea entre el consumo saludable de alcohol y el consumo de riesgo.

El alcohol aumenta el nivel de las lipoproteinas de alta densidad (HDL), que son buenas para el corazón. Pero aunque el alcohol en general (con prudencia por supuesto) disminuye el riesgo de enfermedades del corazón y arterias, el vino tinto es el mejor.

¿Porqué el vino tinto? El vino tinto tiene polifenoles y flavonoides, y éstos serían los factores que le dan ese poder antioxidante». Los investigadores creen que algunos de sus elementos químicos denominados «flavonoides», presentan características muy útiles sobre el colesterol «malo», evitan que las plaquetas de la sangre se aglutinen y disminuye las inflamaciones.