Anamnesis, Exploración física, Electrocardiograma (ECG), son algunas de las pruebas de examen de salud para la prevención ante la práctica deportiva.

Prevención ante la práctica deportiva

Conocer el estado de tu salud antes de realizar actividad física es fundamental para prevenir futuras enfermedades derivadas del ejercicio físico. Para ello, recomendamos que antes de iniciarse en cualquier actividad deportiva, se realice un examen de salud.

El proceso de la evaluación médica incluye una serie de pruebas, que hoy en día muchos centros médicos ofertan con una amplia carta, pero principalmente, son necesarias las siguientes para realizar un despistaje de enfermedades que puedan agravarse con la actividad física, leve o moderada, o puede interferir con el deporte. Estas pruebas siempre las debe de realizar personal sanitario cualificado.

Pruebas de examen de salud para la práctica deportiva:

  • Anamnesis: Reconocer nuestro historial previo de enfermedades o lesiones. Daremos a conocer al especialista médico cuales son nuestros antecedentes médicos.
  • Exploración física: El especialista médico realizará una serie de exploraciones para descartar síndromes o posibles enfermedades que pueden verse agravadas con la actividad física.
  • Electrocardiograma (ECG): Valora el estado funcional del corazón, registrando la actividad eléctrica. Los electrocardiogramas deben de ser valorados siempre por médicos especialistas, que ante cualquier anomalía, pueden indicar otras pruebas como son ergometrías (pruebas de esfuerzo) o ecocardiogramas.
  • Exploración pulmonar: Se procede por el especialista a realizar una auscultación pulmonar y medición de la capacidad ventilatoria. Actualmente, se realiza la prueba de espirometría para medir el volumen respiratorio total.

Como complemento a estas pruebas, hay que tener especial cuidado con la valoración nutricional en el caso de niños y adolescente, ya que ante una actividad física moderada y en fase de desarrollo, conlleva que se amplíe en la dieta la necesidad de consumo de proteínas e hidratos de carbono.

Estas pruebas médicas, puede cumplimentarse con una analítica sanguínea o un estudio biomecánico de la pisada, en el caso que realicemos carrera, ya que pueden ampliar la información del estado de nuestra salud y prevenir lesiones osteomusculares.

Una vez que se realice el examen médico, debemos de retener todos los consejos que los profesionales médicos nos indiquen sobre la práctica deportiva, y acudir de forma anual o si realizamos otro deporte distinto.