10 síntomas que avisan de un ataque al corazón

Puedes disfrutar de una alimentación sana y saludable. Practicar ejercicio. Vivir sin preocupaciones que te atormenten. Y que la felicidad sea un elemento presente en tu vida. Sin embargo, pese a todo, puedes sufrir un ataque al corazón el día menos esperado, tú o los tuyos. ¿Cómo ponerte sobre alerta? Presta atención a estos 10 síntomas que avisan de un ataque al corazón.

¿Sabías que Navidad es una de las épocas del año donde se suceden un mayor número de infartos? Según un estudio realizado por el centro médico de la Universidad de Nueva York, en ella se juntan diferentes causas: el frío, el estrés por tantos eventos personales y profesionales, las grandes ingestas de alimentos -muchos de ellos poco saludables- y las emociones que se encuentran a flor de piel. Por eso nada mejor que estar atento a tu salud, más que nunca, durante estas fechas y observar si sufres uno de esos 10 síntomas que avisan de un ataque al corazón. O si algún familiar cercano, lo sufre.

Antes que nada, debemos tener recursos a mano. Como un desfibrilador semiautomático externo que diagnostica y trata una parada cardiorrespiratoria o, siempre, un coche a mano para acudir al hospital más cercano al instante. Los primeros minutos tras un infarto es decisivo para que el desenlace no sea del todo negativo. Pero, además, estar atentos a síntoma de infartos de corazón. Si algo de esto ocurre, no lo tomes a la ligera y actúa.

1. Mareo, desmayo repentino, sudor…

Es uno de los síntomas que avisan de un ataque al corazón más frecuente. Si tú o algún familiar se desmaya ipso facto, si sufre mareos de repente o empieza a sudar, llévalo enseguida al centro de salud más cercano.

2.Dificultad para respirar

La dificultad para respirar es otro aviso previo. Puede ser que sea tan solo un ataque de ansiedad pero entre esto y un ataque al corazón, la intensidad en esa dificultad es notoria. ¡Actúa!

3.¿Una indigestión?

A veces uno de los síntomas que avisan de un ataque al corazón proviene desde el estómago. Y claro, en fiestas como en Navidad donde nos excedemos podemos confundirlo.

4.Latidos del corazón incontrolados

Las palpitaciones de nuestro corazón pueden estar lanzándonos unos avisos. Si estas son demasiado rápidas sin motivo aparente, es decir que no vienes de hacer ejercicio, es que algo está fallando.

5.Opresión en el pecho

La opresión en el pecho es otro de los síntomas de una parada cardiorrespiratoria. Se presenta como una presión, tensión, ardor u opresión que supera los 5 minutos. Repetimos, puede confundirse con nerviosismo y/o estrés pero nunca está de más prever.

6.Náuseas y debilidad

Las náuseas y la debilidad también pueden ser otros de los síntomas que avisan de un ataque al corazón. Vienen acompañados de una debilidad sin sentido que se presenta de repente.

7.Dolor extremidades

Sufrir dolor en las extremidades izquierdas, sobre todo en el brazo, de una forma destacada también debe hacernos sospechar que algo malo nos puede llegar a pasar y debemos estar precavidos.

8.Palidez en la piel y ahogo

A la falta de respiración anteriormente explicada, se le puede añadir una sensación extrema de ahogo y, muy importante, una palidez en la piel que está indicando que la circulación de la sangre no se está desarrollando con normalidad.

9.Molestia en la mitad del pecho

Sobre todo ocurre a mujeres, una sensación de opresión y molestia en la mitad del pecho que, como ocurre en estos casos, se presenta sin avisar. Puede ser otro de los síntomas que avisan de un ataque al corazón y donde tener a mano, por ejemplo, un desfibrilador nos puede salvar la vida.

10.Dolor que se extiende a otras partes del cuerpo

En la creación popular, se encuentra la percepción de que una parada cardiorrespiratoria está asociada a dolores en brazos o en el pecho. Y aunque estos son otros síntomas, hay veces que el ataque al corazón se presenta como un dolor en la parte superior del cuerpo, como los brazos, la espalda, el cuello, la mandíbula o el estómago.