Debemos conocer exactamente cómo actúa éste en el ritmo de nuestro corazón.

Acerca de: Así actúa un DESA directamente en el corazón

Así actúa un DESA directamente en el corazón

Por desconocimiento, algunas personas pueden pensar que un desfibrilador externo automático es capaz de resucitar a una persona ya fallecida por culpa de un infarto al corazón. Y no, esa no es su misión ni su forma de actuar. Debemos conocer exactamente cómo actúa éste en el ritmo de nuestro corazón. Te lo contamos.

Comprar un desfibrilador externo automático es siempre una buena inversión para nuestra salud y para las personas que tenemos al lado. Ya que nunca sabemos cuándo vamos a tener que utilizarlo. Pero ojo, antes cualquier incidente coronario, el desfibrilador será quien dictamine si es preciso o no proceder al choque eléctrico.

¿Por qué?

Hay que saber que las descargas eléctricas de los desfibriladores automáticos externos (DESA) son muy dolorosas, por eso es mejor no actuar prematuramente y dejar que éstos trabajen y decidan por nosotros. Estas descargas solo se pueden realizar cuando la persona está o bien bajo anestesia o bien de modo inconsciente. Eso sí, hay que saber que el DESA nunca realizará una descarga eléctrica a una persona que no lo necesite.

Es fácil entender cómo actúa un desfibrilador automático externo en nuestro corazón. Primero, éste realiza un rápido electrocardiograma con el objetivo de leer el ritmo cardíaco y comprobar si el paciente necesita o no dicha descarga. En caso positivo, lo que hará será proceder a emitir una señal y avisar para que las personas que estén atendiendo al paciente no estén en contacto físico con él. Algo realmente importante. En ese momento y solo cuando se apriete un botón se producirá un choque eléctrico.

Es importante saber esto ya que ninguna persona debe tocar el desfibrilador automático externo mientras está haciendo el choque eléctrico ya que la persona podría, incluso, morir. No el paciente atendido sino la persona sana. Por ello es recomendable que al comprar un desfibrilador automático externo se lean concienzudamente las instrucciones de su uso.

10 aspectos clave al usar un desfibrilador automático externo

  1. Comprobar que la persona está realmente inconsciente (hablarle, pellizcarle, arrimarse a su boca y comprobar su respiración…)
  2. Observar que alrededor no hay ningún metal.
  3. Iniciar el equipo.
  4. Elevar la barbilla e inclinar la cabeza del paciente hacia arriba.
  5. Levantarla camisa y colocar los parches con los electrodos del desfibrilador en el pecho desnudo.
  6. Y esperar a que el aparato analice el estado cardíaco del paciente.
  7. Si el desfibrilador automático externo dictamina que sí, se debe proceder a una descarga eléctrica. Eso sí, que nadie toque mientras el DESA.
  8. El mismo equipo del desfibrilador mostrará cómo iniciar las maniobras de reanimación cardiopulmonar: presiones fuertes en el pecho donde se encuentran los parches y después de 30 compresiones, insuflar aire 2 veces en su boca.
  9. Inmediatamente después, el desfibrilador automático externo realizará otro test cardiaco para indicar si es preciso realizar o no otra descarga, hasta la llegada del equipo médico.
  10. Una vez eso, dejar que se enfríe y el desfibrilador automático externo y guardar.

Un desfibrilador automático externo ayuda a restablecer de forma inmediata el latido cardíaco funcional. No lo olvides.

[dt_fancy_separator separator_style=»thick»]