Si eres un profesional de estos sectores, debes estar alerta.

Los trabajos con más infartos

La Universidad de Praga ha hecho pública las que asegura, son las profesiones más dañinas para el corazón, los trabajos con más infartos según las estadísticas. Si eres un profesional de estos sectores, debes estar alerta. Comprar un desfibrilador puede ayudarte.

No es lo mismo trabajar de una cosa u otra. Y no lo decimos desde el punto de vista del salario o las tareas que se dan en cada una de ellas, que también. Si no en las posibilidades de sufrir una parada cardiorespiratoria. Y es que, según un estudio publicado por la Universidad de Praga, en la República Checa, hay profesionales que depende de la profesión que ejercen tiene más o menos posibilidades de sufrir un infarto. Comprar un desfibrilador puede ayudarte si trabajas en alguno de estos. Estos son los trabajos con más infartos.

Los ejecutivos son los profesionales con mayores posibilidades de sufrir un infarto. Y es el estrés es el responsable de la quinta parte de los infartos de miocaradio en todo el mundo. Reuniones, decisiones que a veces ponen en jaque grandes cantidades de dinero, demasiada responsabilidad, jornadas maratonianas, compromisos, muchos viajes y, a veces, mala alimentación. Tener un desfibrilador en casa o en la maleta puede ayudar.

Los profesores son otros de los trabajos con más infartos. Su responsabilidad como educadores hace que muchos tengan una carga de estrés añadida. Además el controlar el comportamiento de los alumnos les pueden acarrear situaciones de este tipo de forma diaria, malas para el corazón. En tercer lugar, los corredores de bolsa. O más conocidos como brokers. El vaivén de la economía, las llamadas de teléfono, la presión casi continua a lo largo del día puede perjudicar gravemente el corazón.

Otro de los trabajos con más infartos son los periodistas, reporteros y personal militar empatados en la cuarta posición de este malogrado ranking.  Son trabajos donde, por norma general, la tranquilidad y la calma no están presentes, sobre todos en los últimos. Además se trata de sectores de gran competencia a veces incluso con duras condiciones de trabajo, tanto físicas como psicológicas. La no existencia de horarios fijos es igual de malo que el estrés o la mala alimentación para el corazón y puede ayudar a sufrir un infarto.

Comprar un desfibrilador puede ser una buena alternativa para médicos, otra profesión de riesgo coronario. La carga de trabajo es siempre enorme, la responsabilidad grande y las urgencias pueden llevar a un estrés y a una continua sensación de cansancio mala para el corazón. Según este estudio, también tienen más posibilidades de sufrir un infarto, policías, bomberos y taxistas. Estar al mando de un coche puede llevar a pasar un elevado número de horas sin moverse, donde la ansiedad y el mal se acentúan con el paso del tiempo, sobre todo en estos últimos. En el caso de policias y bomberos el estrés y la importancia de su trabajo, puede ocasionarles una angustia añadida y un nerviosismo que puede afectar sobremanera al corazón y de ahí a que sean otros de los trabajos con más infartos.