Las estadísticas de accidentes cardiovasculares en España son alarmantes.

¿Por qué tener un desfibrilador en una comunidad de vecinos?

Sigue siendo la primera causa de muerte en España y no estamos tomando medidas drásticas que solucionen este problema. En las comunidades de vecinos se concentra una gran cantidad de personas, instalar un desfibrilador conlleva un beneficio para todos.

Todos necesitamos sentirnos seguros en el hogar y reforzamos nuestras viviendas hacia fuera, pero no prestamos atención a la seguridad en el interior. Nuestro objetivo es instalar un desfibrilador junto a cada extintor. Si los llevamos a las zonas comunes de nuestros edificios y comunidades nos beneficiaremos todos.

Además,  el precio de mantener un desfibrilador entre un gran número de vecinos se reduce al mínimo. Nuestro servicio «Tranquilidad total» se encargará de mantener el defibrilador para que siempre esté a punto para cualquier emergencia. Además diseñaremos un espacio cardioasegurado eficiente adaptado a sus zonas comunes, para que el acceso y la utilización del mismo sean sencillas.

Nuestros desfibriladores están ligados a los cursos homologados que imparten profesionales médicos acreditados. Contar con vecinos que aporten esta formación a la comunidad enriquece nuestra convivencia y crea lazos de unión más fuertes entre nosotros. Le asesoramos para reconocer a las personas adecuadas para formarse. Ellas conseguirán un diploma oficial y homologado de formación que los capacita para casos de emergencia.

Especificaciones en comunidades de vecinos

Los factores a tener en cuenta dentro de una comunidad de vecinos para que podamos instalar un desfibrilador y mantener una formación eficiente serían:

1.La dispersión de las viviendas:

La concentración de viviendas determinará la cantidad de desfibriladores para que la mayoría de los vecinos tengan un acceso equitativo a su uso.

2. Los elementos comunes:

Si el edificio o urbanización tiene elementos comunes como ascensores, portales de entrada, garita para personal de seguridad, salones de reuniones, cuartos de basura…etc que sean susceptibles de ser transitados por uno o más vecinos.

3. Instalaciones específicas:

La instalación variará dependiendo de si el complejo cuenta con instalaciones deportivas o piscina. El personal que forme parte del complejo debería ser formado para cubrir todo el horario en el que haya actividad.

4. Vecinos:

Se sugiere un número significativo de vecinos formados para atender con la máxima eficacia estas situaciones.

5. Personal dentro de la comunidad:

Si la comunidad tiene personal laboral como jardineros, portero, vigilante…etc. la formación de estas personas se hace especialmente importante ya que en su horario de trabajo cubrirían la asistencia en casos de emergencia.