La probabilidad de supervivencia aumenta notablemente cuando se realiza la RCP y se utiliza un desfibrilador.

Hoy en todo el mundo, hospitales, servicios médicos de emergencia y gente común utilizan desfibriladores profesionales y desfibriladores externos semiautomáticos de ZOLL para tratar paradas cardíacas súbitas. En gCardio intentamos ampliar los límites de la tecnología de reanimación para salvar más vidas.

Las víctimas de parada cardíaca súbita (PSC) no tienen por qué tener un único perfil característico. El paro cardíaco sucede en una fracción de segundo y puede ocurrirle a cualquier persona en cualquier lugar y en cualquier momento.  Una vez que el paro cardíaco ha ocurrido, comienza una carrera contrarreloj para establecer un ritmo cardíaco normal. En gCardio apostamos por disponer siempre o tener cerca un reanimador equipado con un Desfibrilador Externo Semiautomático, que además puede realizar una RCP (Reanimación Cardioplulmonar).

Ésta es siempre la mejor opción para salvar la vida de la víctima y asegurar su supervivencia hasta que la unidad sanitaria correspondiente se persone en el lugar de los hechos para su asistencia.

En la actualidad hay más de medio millón de DESA’s de ZOLL en uso, a disposición de reanimadores en todo el mundo.

Aunque sólo un 50% de los que sufren una parada cardíaca necesitarán inicialmente una descarga, todas las víctimas necesitarán un a RCP para aumentar el flujo de sangre oxigenada al corazón y al cerebro.

Para que la RCP sea efectiva y pueda ayudar a salvar a la víctima, gCardio cuenta con los desfibriladores líderes en el mercado, que guían a los reanimadores en todo momento indicándoles lo que deben y no deben hacer, paso a paso. Ningún otro desfibrilador ayuda a guiar al reanimador en tiempo real. Se proporciona a la persona encargada de reanimar a la víctima, instrucciones e información completa sobre la frecuencia y la profundidad que deben tener las compresiones.

No sólo se salvan vidas con el mejor desfibrilador y la última tecnología. Las personas tienen un papel vital en la supervivencia de una víctima de paro cardíaco. Son ellas las que consiguen salvar a la víctima y utilizan el desfibrilador de ZOLL. Por ello, gCardio es especialista en Formación de Soporte Vital Básico, formando tanto a particulares como a empresas. El saber salvar una vida es cosa de todos.

Con demasiada frecuencia la respuesta ante «¿Dónde se encuentra el desfibrilador?» suele ser «No tenemos». Desafortunadamente la idea de que tener cerca un desfibrilador puede ayudar a salvar muchas vidas es algo todavía en expansión y auge, y desde gCardio luchamos cada día por aumentar el número de espacios cardioasegurados, porque un ataque al corazón rara vez ocurre dentro de un hospital.

La supervivencia aumenta con la intervención temprana. Los estudios demuestran que la probabilidad de supervivencia aumenta notablemente cuando se realiza la RCP y se utiliza un desfibrilador antes de que llegue la ambulancia. La probabilidad es claramente notable:

  • NO HACER NADA : Probabilidad de supervivencia de un 5%
  • REALIZAR LA RCP : Probabilidad de supervivencia de un 9%
  • REALIZAR LA RCP + APLICAR UN DESA : Probabilidad de supervivencia de un 24%

En gCardio tenemos el firme propósito de concienciar sobre las muertes por parada cardiorespiratoria y de educar a la comunidad para saber cómo actuar ante un accidente. Tenemos un importante papel que jugar a la hora de preservar la vida ante improvistos de tal magnitud. Ofrecemos la tecnología más eficiente, el mejor trato con el cliente y un servicio de tranquilidad único.

Nuestro objetivo es minimizar el número de estas trágicas muertes, apoyándonos en un líder claro en el mercado de los desfibriladores, y con el que logramos aportar una moderna tecnología de vanguardia. Porque para salvar una vida nunca nada es suficiente.