vida-salvada-atragantamiento-formacion-gcardio-heimlich

Salva la vida de su hijo gracias a la formación impartida por gCardio

¡En gCardio estamos de celebración!

¡Celebramos la vida!

Nos enorgullece contar historias en las que se salvan vidas. Vemos los logros de los cursos de formación en Soporte Vital Básico y manejo del desfibrilador que impartimos en empresas. El trabajo del equipo gCardio va dando pasos en cardioprotección y primeros auxilios.

Gracias a empresas comprometidas que solicitan nuestros servicios, hoy Fernando nos cuenta como la formación recibida le cambió la vida. Nuestro protagonista supo cómo reaccionar ante una situación de emergencia, salvando la vida de su hijo de seis años que se atragantó mientras comía una hamburguesa.

El pasado verano, en agosto, Fernando estaba de vacaciones con sus hijos y su esposa. Los dos pequeños y la madre se encontraban en la parte baja de la casa, cenando en el salón una de sus comidas favoritas, hamburguesa. El hijo pequeño distraído con la televisión ingirió un trozo grande de comida, sin masticar correctamente, lo que provocó la obstrucción completa de la vía aérea.

Fernando se encontraba en la planta superior cuando empezó a escuchar gritos de su esposa y su hijo mayor. Sin dudar un segundo, bajó los tres tramos de escaleras lo más rápido que pudo encontrándose con un escenario muy desagradable:

  • Su hijo pequeño se estaba ahogando. Se encontraba consciente, no podía hablar, ni toser y empezaba a tomar una coloración morada.
  • Su hijo mayor lloraba tirado en el suelo viendo que su hermano no podía respirar.
  • Su esposa, totalmente paralizada, lloraba y observaba como su hijo pequeño se estaba asfixiando.

Al entrar e identificar que el niño se estaba atragantado, reaccionó rápidamente. Retiró todo lo que le estorbaba en su camino para dar alcance a su hijo y se colocó junto a él para poder auxiliarle. Fernando decidió practicarle directamente la maniobra de Heimlich aprendida en los cursos.

Le realizó la maniobra tal como recordaba de la formación recibida

Se colocó a su espalda, de rodillas y rodeó a su hijo con los brazos. Situó el puño de una mano en la boca del estómago y la sujetó con la otra. Realizó una primera compresión sin éxito y volvió a repetir dos veces más hasta que finalmente su hijo expulsó el trozo de comida.

Todo sucedió muy rápido, nos cuenta: “En menos de cinco segundos bajé y en torno a los quince segundos resolví el atragantamiento.”

El hijo mayor, su mujer y Fernando se quedaron conmocionados. En pocos minutos la familia había pasado de una situación de peligro a la total normalidad. El menor respiraba y con él todos los miembros de la familia.

No podíamos dejar pasar este testimonio que manifiesta la importancia de estar formados en soporte vital básico. Este tipo de eventos ocurren principalmente en domicilio y espacios públicos y la mayoría son presenciados por testigos.

En la entrevista, le preguntamos a Fernando si creía que la reacción hubiera sido igual si no estuviera formado, contestando lo siguiente:

“Totalmente diferente. No sé qué hubiera hecho y no quiero ni imaginar lo que hubiera ocurrido. Antes de recibir la formación tenía referencias por lo que había visto en películas o lo que se comenta por sabiduría popular, pero está claro que sin ningún fundamento sanitario. Tampoco sabes el punto exacto donde dar, por ejemplo, las palmadas en la espalda o el movimiento de la maniobra de Heimlich hacia dentro y hacia arriba en forma de J, que te explican en los cursos. La formación es fundamental para conocer todo eso y sobre todo para saber reaccionar”.

De manera contundente Fernando opina que debe ser obligatorio este tipo de formación, exponiendo la necesidad de que sea una asignatura que se imparta desde el colegio. Recalca que es muy importante implantarla ya que este tipo de emergencias pueden suceder en cualquier momento de tu vida diaria. En su caso, el episodio trascurrió en una cena familiar transformándose en un incidente desagradable que le podía haber cambiado la vida.

Fernando, al ver la inmovilización de su esposa, manifiesta que le gustaría que ella también se formara al igual que sus hijos. Hace hincapié en que debe ser una formación continuada, para tener totalmente fresco el protocolo de actuación. Nos cuenta que solicitará en la empresa que se hagan cursos de reciclaje y con más prácticas.

Formación en gCardio: SVB y manejo del DESA y OVACE

También le preguntamos qué le pareció nuestra formación y esto fue lo que respondió:

“Excepcional. Todo el personal implicado en dar el curso ha sido muy profesional y didáctico. Todos los compañeros de la empresa pensamos lo mismo, quedamos muy satisfechos con la materia impartida. La mejor prueba de ello ha sido que he sido capaz salvarle la vida a mi hijo. Me sentía muy agradecido y decidí trasladárselo tanto a mi empresa por creer en este tipo formación, como al departamento de recursos humanos por llevarla a cabo y por supuesto a vosotros, gCardio.”

Por último, le preguntamos qué sintió cuando resolvió la situación y vio a su hijo respirar, estas fueron sus palabras:

“Una enorme felicidad y gran satisfacción al verlo a salvo. Te cambia la vida.”

Esperamos que este testimonio sirva y contribuya para fomentar la cardio-cultura.

Desde el equipo de gCardio agradecemos el tiempo que Fernando nos dedicó para contarnos su historia. Un historia con final feliz que nos amina a seguir en nuestro proyecto.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">html</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*