Los vigilantes de seguridad del C.C. Tormes utilizaron uno de los desfibriladores que gCardio les ha suministrado y salvaron la vida de Aleksandar.

El Centro Comercial El Tormes, ubicado en la provincia de Salamanca, es un espacio comprometido con la cardioprotección. Con el fin de ofrecer mayor seguridad a los clientes sus instalaciones constan con tres desfibriladores. Están ubicados en la planta sótano, planta baja y planta primera además de personal capacitado en Primeros Auxilios, RCP y manejo del DESA. Gracias a esta determinación, el pasado 14 de noviembre, los vigilantes de seguridad del Tormes pudieron utilizar uno de los desfibriladores y salvar una vida. La vida de Aleksandar, de 56 años de edad, un cliente que se encontraba de compras en familia.

Entrevistamos a los cuatro vigilantes que participaron en el rescate, Fernando Viñas, José Ignacio Castaño, José María Domínguez y José Romo. También tuvimos la suerte de contactar con el propio superviviente Aleksandar. Destacamos lo emocionante que ha sido escuchar los testimonios de todos, que vivieron una experiencia que no olvidarán jamás.

Todo comenzó con la llamada de emergencia que realizaron los empleados de una tienda de material deportivo al centro de control. Pidieron auxilio ya que un varón se encontraba mareado con síntomas de infarto y que finalmente se desplomó en el suelo. ”Observé en los monitores las caras de pánico de los testigos”, nos cuenta José Ignacio desde el puesto de control. Rápidamente llamó a los Servicios de Emergencias y pasó el aviso a los compañeros de planta.

Los vigilantes de seguridad José María y Fernando Viñas recibieron el aviso y acudieron al lugar de los hechos. “La persona se encontraba casi sin conciencia y respirando con mucha dificultad. Ambos entendimos que nos encontrábamos ante una posible parada cardíaca” cuenta José María. Al ver la gravedad de la situación no dudaron en buscar el desfibrilador.

Ya con el desfibrilador disponible para su uso, por un lado Fernando se ocupó de abrirle la camisa para colocarle parches (electrodos de adulto). José María se colocó cerca de Aleksandar, y encendió el desfibrilador (DESA). El aparato de la marca Zoll AED Plus comenzó con su chequeo para valorar el estado de la víctima. El DESA Zoll identificó que había parada cardíaca. José María procedió a realizar la reanimación cardiopulmonar (RCP) tal como le indicó el DESA.

“Todo sucedió muy rápido, mi única obsesión era escuchar las indicaciones del desfibrilador. En esa situación tan estresante y extrema es difícil ponerse a contar el número de compresiones que llevas. Siguiendo los pasos que el DESA me iba indicando tenía mayor seguridad de que estaba realizando buenas compresiones. En esos momentos solamente quería que las personas de alrededor se callaran para escuchar las indicaciones que iba marcando el DESA. Tengo grabadas en mi memoria esas palabras “compresiones más fuertes, compresiones adecuadas…” recuerda José María.

Mientras tanto José Romo, que se encontraba fuera de servicio acudió a la escena para darle apoyo a los compañeros. José se encargó de controlar y evitar que los curiosos accedieran a la escena. Así proporcionó mayor tranquilidad a los compañeros rescatadores.

La situación estaba bastante tensa, José María practicaba la RCP tal como había aprendido en los cursos de formación. El desfibrilador realizó una primera descarga y por un momento parecía que la víctima reaccionaba, pero el DESA indicó que continuase con la RCP.

Paralelamente José Ignacio iba coordinando con los compañeros de mantenimiento para dar acceso a la ambulancia. Todo el equipo del CC. Tormes se volcó para ayudar a salvar a esta persona, desde Gerencia, Cuca Gonzalo, Manuel Cardoso, limpiadoras, personal de mantenimiento, un gran trabajo en equipo.

Finalmente se realizaron 3 maniobras de RCP y dos desfibrilaciones. En la tercera maniobra de reanimación el DESA avisó de que parara de realizar las compresiones, Aleksandar tenía pulso, e incluso abrió los ojos.

“Es una impresión que se te queda grabada para toda la vida, este señor renació. Su cuerpo reaccionó de manera similar a cuando estás mucho tiempo debajo de agua y quieres salir para tomar aire. Aleksandar tomó aliento y recobró la conciencia” cuenta emocionado Fernando Viñas.

Justo cuando Aleksandar reaccionó llegaron los Servicios de Emergencias y ya se ocuparon de la situación.

Ante ese momento, al verlo respirar todo el equipo del C.C. El Tormes sintió un gran alivio, y una inmensa felicidad, acabaron abrazados y emocionados. Fueron momentos de mucho estrés, pero salvaron la vida de esa persona.

Final feliz, Aleksandar recuperado visita a sus rescatadores

Desfibrilador_gCardio_ayuda_a_salvar_una_vida_en_el_Centro_Comercial_El Tormes_Seguridad_DESA_CC_El_Tormes2

”Sentí un leve dolor en el brazo izquierdo, no le presté mucha atención y pensaba que se iba a quitar. Pero ese pequeño dolor continuó y ya no recuerdo más, perdí la conciencia” eso sintió Alexander justo antes del desmayo.

Aleksandar nos cuenta cómo vivió el momento hospital “Me desperté y estaba rodeado de amigos. Me contaron que estaba vivo gracias a la rápida actuación del personal de vigilancia, al desfibrilador y finalmente el equipo de emergencia. El diagnóstico fue un infarto, un trombo que me obstruyó la arteria, me pusieron un stent y a los cuatro días me dieron el alta. Me encontraba de maravilla y lo primero que quería hacer era visitar a los vigilantes que me salvaron la vida”

“Aleksandar nos visitó para agradecernos en persona nuestro trabajo, sentimos una gran felicidad al verlo tan bien. Le pregunté si le había hecho daño cuando le practiqué la reanimación cardiopulmonar (RCP). Estaba preocupado por si hubiera afectado alguna costilla en el rescate. Pero me tranquilizó, y me dijo que le hicieron radiografías y que estaba todo correcto” comenta José María

José Ignacio destaca “Cuando lo ví casi no le conocía estaba como más joven, muy agradecido, todos estábamos muy emocionados. Nos trajo una botella de champagne y bombones.”

Desfibrilador Externo Semiautomático (DESA)

gCardio no podía dejar pasar la oportunidad de conocer esta historia de cerca. En primer lugar por que gCardio ha suministrado al CC El Tormes, el desfibrilador que han usado para salvarle la vida. En concreto el Desfibrilador Externo Semiautomático de última generación Zoll AED Plus. Y el hecho de que los vigilantes de seguridad estuvieran capacitados en RCP y manejo del DESA, fundamental para salvar una vida.

Tanto la instalación de desfibriladores en lugares de gran afluencia como promover una sociedad formada en Primeros Auxilios son dos pilares en la cardioprotección. gCardio promueve ambos para combatir la muerte súbita, la principal causa de muerte en España.

Todos los intervinientes e inclusive la víctima destacan el trabajo del desfibrilador, consideran que es una herramienta indispensable para tenerla cerca. Si no hubieran tenido el DESA a mano, las posibilidades de supervivencia de la víctima habrían sido mucho menor. El personal del centro de Ocio se siente más seguro al disponer de 3 desfibriladores es un lugar con tanta afluencia de personas. Lo ven de primera necesidad para así proporcionar un espacio seguro para todos.

Formación en RCP y manejo del DESA

Los vigilantes de seguridad aseguran que “Nuestra formación es obligatoria y una formación de reciclaje cada dos años. Pero si hubiera dos formaciones al año sobre Soporte Vital Básico (SVB) para nosotros sería una buena noticia. Es una formación necesaria, saber cómo reaccionar y realizar una RCP es algo básico para cualquier persona. Y más en nuestro trabajo, en el tratamos con tantas personas diariamente.

Aunque el DESA sea un dispositivo seguro y muy intuitivo, en la formación te familiarizas con él. En los cursos de RCP y manejo del DESA aprendes a  colocar los electrodos, a no tocar al paciente cuando se produzca la descarga, en general pautas a tener en cuenta al usar el desfibrilador. En esos momentos de tanta tensión es mejor estar entrenado para no dudar y actuar con la mayor rapidez.”

Aleksandar culmina la entrevista diciendo que “Gracias al desfibrilador y a estos chicos capacitados en RCP usted y yo estamos hablando.  Es más, justo al día siguiente le ocurrió a otra persona lo mismo que a mí. En pleno centro de Salamanca, un individuo sufrió un infarto, no tenían un desfibrilador cerca, no había gente preparada y no sobrevivió”.

 Juntos Damos + Vida

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">html</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*