Cada vez nos resulta más frecuente encontrar en la sociedad actual individuos que padecen más de una patología de las comúnmente llamadas enfermedades silentes, por no producir síntomas en los primeros años de enfermedad, como son la hipertensión, la diabetes o la hipercolesterolemia....

Los estudios han demostrado que los adultos que beben cantidades pequeñas o moderadas de alcohol tienen menos probabilidad de padecer una cardiopatía que aquellos que no beben en lo absoluto o que son bebedores empedernidos. Sin embargo, las personas que no toman alcohol no deben iniciarse simplemente porque desean evitar el desarrollo de una cardiopatía...